Piñera supera a Guillier con amplio margen y regresa a La Moneda

El derechista Sebastián Piñera es el vencedor del balotaje contra el oficialista Alejandro Guillier en Chile, lo que supone el retorno de la derecha al Gobierno por segunda vez en medio siglo y un cambio en el mapa político de América Latina.

Tras publicarse el informe oficial, el presidente del Estado, Evo Morales, felicitó a la nueva autoridad electa.  “Felicitamos a Sebastián Piñera, por el éxito en las elecciones. Aunque nos separan diferencias ideológicas, coincidimos en la búsqueda de un destino mejor para nuestros pueblos, confiamos en que prevalecerá el reencuentro entre Chile y Bolivia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Con el 98,44 por ciento de las mesas escrutadas, Piñera obtuvo el 54,57 por ciento de los votos, frente al 45,43 por ciento del senador independiente por Antofagasta (norte).

Esta será la segunda vez que la socialista Michelle Bachelet le traspase la banda presidencial al magnate, quien ya gobernó Chile entre 2010 y 2014.

Según AFP, Guillier felicitó a Piñera y reconoció que “hemos sufrido una derrota dura” aunque aseguró, “seguiremos trabajando por el Chile que queremos”.

Para el candidato de la Nueva Mayoría oficialista, la derrota ha sido “más profunda” de lo esperado y llamó a la centroizquierda a “defender” las reformas sociales impulsadas por la socialista Michelle Bachelet.

En su primer discurso como presidente electo, Piñera indicó: “Chile necesita acuerdos más que enfrentamientos”. Anunció su intención de “conversar con tranquilidad” más adelante con quien fue su rival en estos comicios.

En los alrededores del hotel del centro de Santiago donde el comando de Piñera aguardaba los resultados se agolpaban los seguidores eufóricos.

“Es una victoria mayor a la esperada”, dijo Juan Antonio Coloma, senador de Chile Vamos, el movimiento de derecha que apoya al exitoso empresario, con una fortuna de 2.700 millones de dólares, según Forbes.

Además, la presidenta Michelle Bachelet telefoneó este domingo ante las cámaras de televisión a Sebastián Piñera para felicitarle por su triunfo en la segunda vuelta de la elección presidencial.

“Quería llamarle para felicitarle y desearle una muy buena gestión en su mandato, porque usted y yo queremos a nuestro país y lo mejor para todos”, dijo la Mandataria, quien en marzo próximo entregará el poder a Piñera.

Lo que le espera

Según La Tercera, una vez que hayan pasado las celebraciones por su victoria, Sebastián Piñera tendrá que enfrentarse a un Parlamento en donde su coalición no tiene mayoría y negociar cada proyecto se volverá indispensable durante su gobierno.

El nuevo Presidente encara a los nuevos 155 diputados que, en algunos temas, tienen varias posturas marcadas. Por ejemplo, al menos el 61,3% de los diputados y el 51,2% de los senadores cree que se debería ampliar la gratuidad en la educación. Tras unos años de ralentización, Piñera encontrará una economía en pleno crecimiento gracias principalmente a la recuperación del precio del cobre, del que Chile es el principal productor mundial.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé un crecimiento del PIB de 2,8 por ciento para 2018, después del 1,4 por ciento que vaticina para 2017, el más bajo en ocho años.

7 mm de votantes en las urnas. El Servicio Electoral registró en esta segunda vuelta un 49,11  por ciento de participación de chilenos.

EL PANORAMA QUE ENFRENTA BOLIVIA TRAS EL RESULTADO

En los últimos años, Bolivia y Chile vivieron serios momentos de tensión por la demanda marítima y las aguas del Silala, lo que se complica más aún con la elección de nuevas autoridades en el país vecino.

En reiteradas oportunidades el nuevo presidente electo de Chile, Sebastián Piñera,  mostró una postura negativa sobre la demanda marítima.

“En esto hay posiciones muy discrepantes entre los distintos candidatos, pero como Presidente de Chile yo voy a defender y proteger con toda la fuerza del derecho internacional, la fuerza de la historia, y la fuerza de los tratados firmados por Chile, nuestra soberanía, nuestro territorio y nuestro mar”, señaló Piñera citado en un artículo de Biobio Chile, antes de ir al balotaje.

“No le vamos a entregar territorio ni mar ni soberanía chilena, porque nos pertenece y en el caso particular de Bolivia quedó consagrado en el Tratado que firmó Chile y Bolivia en el año 1904 y que fijó los límites”, insistió citado en el mismo artículo.

A esa figura se suma la relación tensa que existe entre Piñera y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

OPINIÓN

Violeta Soria. Periodista boliviana en Chile

La derecha se impone

Nadie proyectó una maciza victoria para Sebastián Piñera, ni su propio comando. Pero así fue. Tras una jornada electoral de 10 horas marcada por el ausentismo (sólo votó el 49% de los electores), ayer el candidato de Chile Vamos logró una diferencia de nueve puntos sobre Alejandro Guillier de Chile Vamos.

Desde las calles muchos lamentaron que en Chile no existe memoria histórica, y otros expresaron su tristeza porque la izquierda divida de este largo y estrecho país sufrió una dura derrota.

En contraposición, miles de banderas color rojo, azul y blanco flamearon en la Alameda, estrofas del himno nacional de Chile se entonaron en el centro de la ciudad y bocinazos se escucharon en todas las vías de la ciudad. “Ahora los chilenos tendremos trabajo”, “Habrá menos inseguridad”, fueron algunas de las frases piñeristas que más se escucharon en las calles de Santiago.

Fuente: Los Tiempos

Translate »