No tuvieron piedad de la pareja tres hombres violaron a Carla Certificados revelan que Jesús murió el 4 y Carla el 11

No tuvieron piedad de la pareja. Tres hombres y una mujer serían los directos implicados en el macabro asesinato de Carla Bellott y Jesús Cañisaire. La pareja desapareció el 1 de enero tras asistir a la fiesta de Año Nuevo en la discoteca Planta Baja, en la ciudad de La Paz.

¡Pareja fue asesinada! Tres hombres violaron a Carla

Tras 19 días de investigación y búsqueda de la joven pareja, efectivos de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) encontraron el viernes en el barrio Comibol de la zona de Villa Fátima los cuerpos sin vida de Jesús Cañisaire y Carla Bellott. El director de la Felcc, Johnny Aguilera, señaló que las dos personas habrían sido asesinadas de manera violenta.

“Las dos personas han sido víctimas de un delito de orden violento. Presumimos que participaron en el delito tres personas que compartían bebidas alcohólicas con la pareja de jóvenes”, explicó el jefe policial a los periodistas.

Además, señaló que se identificó como autores del hecho de sangre a Micaela León (aprehendida), a su esposo de nombre Renzo C. y a sus hermanos: Israel León. (detenido) y Eliot León. (prófugo).

Aguilera explicó que los cuerpos fueron hallados a 150 metros del interior de una bóveda canalizada del río Orkojahuira, en el barrio Comibol de la zona de Villa Fátima.

La pareja salió de su domicilio aproximadamente a las 02.00 del 1 de enero a festejar el Año Nuevo y se dirigió a la discoteca Planta Baja ubicada en la calle Figueroa, lugar donde fue vista por última vez a las 05.00.

Las investigaciones establecen que Carla y Jesús fueron abordados el 1 de enero por los hermanos León e invitados a compartir bebidas alcohólicas a su domicilio ubicado en la zona San Isidro. Alli, Jesús se quedó dormido y en ese momento uno de los hermanos León (Eliot) aprovechó para abusar sexualmente de Carla. Cuando el joven despertó y vio la agresión, intentó defender a su pareja, pero fue golpeado por la espalda y atacado con una botella en la cabeza, quedando inconsciente.

Al darse cuenta que Jesús estaba inconsciente, los hermanos León procedieron a golpearles en la cabeza con una barreta hasta destrozarles el cráneo y posteriormente introdujeron los cadáveres en yutes y los trasladaron en un vehículo hasta las bóvedas del río Orcojahuira.

Violento asesinato de enamorados

La autopsia ley determinó que los dos jóvenes perdieron la vida a raíz de golpes con objetos contundentes que destrozaron sus cabezas. Aparentemente se utilizó una barrera para acabar con los enamorados.

Lo curioso es que la data de muerte de Jesús es de 14 a 19 días y de Carla de 7 a 10 días.

 

El rastreo informático que se hizo a los celulares de la pareja desaparecida en Año Nuevo le permitió a la Policía armar una red de implicados en torno a este caso.

A partir de la investigación realizada por la División de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y el Ministerio Público se estableció que cuatro personas que estuvieron en la misma discoteca se apropiaron del celular de Cañisaire. El aparato (celular) pasó por una serie de manos hasta llegar a las de Leonardo Gutiérrez, quien lo entregó a la Policía.

El celular de Carla, por otro lado, tuvo otro recorrido. Aún no se explicó cómo ocurrió esto ni se estableció una relación entre quienes tenían el aparato de la joven con los que tenían el de su pareja.

El celular de Carla estuvo en manos de Johnny Siñani que lo vendió a una muchacha que reside en Potosí por 700 bolivianos. A esta muchacha se la encontró con el aparato.

En la red que se armó figuran las tres primeras detenidas por este caso. Sin embargo, según sus abogados, todo apunta a que no tuvieron participación alguna en la comisión del delito. Su error fue no denunciar el robo de sus celulares el año pasado ni cancelar los registros con sus nombres.

Una de ellas es Graciela Cuti. Un chip registrado a su nombre se colocó en el celular de Bellot el 3 de enero. Por ello un juez la envió a prisión, pues se creía que ella hizo esta operación. Pero Cuti dijo que era inocente y que le robaron el celular y su chip en 2017. No lo denunció ni canceló los registros.

Luego se descubrió que el chip de Graciela y el celular de Carla lo tenía Johnny Siñani.

Su hermana Olga fue detenida porque según la Fiscalía se hizo pasar por Graciela, “perjudicando” así la investigación.

La tercera detenida en un principio fue Josseline Quisbert, residente en Oruro. En un celular registrado a su nombre se colocó el chip de Jesús el 2 de enero. Se pensó que ella hizo esto, pese a que la imputada dijo que esos celulares le robaron a su prima el año pasado.

Luego se descubrió que, efectivamente, el celular registrado a su nombre lo tenían otras personas, las mismas que tuvieron el chip de Jesús en sus manos.

Micaela y Renzo, los esposos involucrados directamente en el salvaje asesinato de Carla y Jesús.

Micaela y Renzo, los esposos involucrados directamente en el salvaje asesinato de Carla y Jesús.

Los dos últimos aprehendidos por la desaparición de la pareja fueron enviados a la cárcel con detención preventiva. El juez primero de instrucción en lo penal, Román Castro, tomó esa decisión ayer en la audiencia cautelar.

Se trata de Israel León y Carla Mayta, imputados por complicidad en trata y tráfico de personas.

Lo que se sabe del primero es que estuvo junto a sus hermanos y su cuñado en la discoteca Planta Baja el 1 de enero, cuando la pareja desapareció. Además, que él indicó que su hermana, Micaela León, se apropió del celular de Cañisaire.

Sobre Mayta se informó que ella se contactó con Micaela para recoger el celular robado de una calle en Villa Fátima.

Son siete personas que fueron aprehendidas por este caso. Tres están en prisión y cuatro con detención domiciliaria.

 

La Policía aprehendió la noche del viernes a dos de los sindicados del asesinato. Mikaela León Fernández y su esposo Renzo Cáceres fueron aprehendidos en inmediaciones del estadio Hernando Siles de la zona de Miraflores en La Paz. Mientras que Eliot León Fernández es buscado.

Hay dolor e indignación, quieren hacer justicia por mano propia

Algunos amigos y vecinos de la joven pareja, advirtieron con hacer justicia por mano propia contra los responsables de la muerte de los dos jóvenes que desaparecieron el 1 de enero.

Adriana Aguirre Gonzales, amiga de Carla, lamentó llorando que la pareja haya sido encontrada muerta en un embovedado del río Orcojahuira y en tono enérgico dijo: “Hoy se tomará justicia por mano propia si las autoridades de Gobierno no hacn nada para dar con los asesinos”.

Acotó que “este hecho no puede quedar impune, esto tiene que ser entregado a la justicia de Dios, pero también a la justicia en la tierra. Sentimos mucho dolor por esta perdida”.

Otro de los amigos alertó que incluso si no se dabs con los autores del brutal asesinato “quemarían la discoteca Planta baja”.

Los policías descendieron al río para rescatar los cuerpos.

Los policías descendieron al río para rescatar los cuerpos. 

Pobladores enardecidos se concentraron en puerta del Ministerio Público y como medida de protesta, exigiendo justicia y se dirigieron a la discoteca “Planta Baja”, lugar donde ingresaron a la fuerza y realizaron destrozos.

A patadas sacaron la puerta y sacaron todas las sillas, con el fin de exigir justicia por la muerte de la pareja.

Los familiares no hallan consuelo, ya que tenían la esperanza de encontrar con vida a la pareja que ahora son velados.

Momento en que la Policía traslada los cuerpos a la morgue.

Momento en que la Policía traslada los cuerpos a la morgue. 

Evo pide drástica sanción

El presidente Evo Morales, luego de conocerse el hallazgo de los cadáveres de Jesús y Carla, pareja que desapareció desde Año Nuevo, pidió el viernes drástica sanción para los autores de ese crimen. Morales, en su cuenta de Twitter, además expresó su solidaridad con las dos familias y se declaró consternado por las circunstancias del deceso de los jóvenes.

“Muy consternado por confirmación y circunstancias del hallazgo de los dos cuerpos sin vida de Carla Bellot y Jesús Cañisaire. Toda nuestra solidaridad a sus familias. Que se investigue, se aprehenda y sancione drásticamente a los autores de este crimen con todo el peso de la ley”, tuiteó.

Certificados revelan que Jesús murió el 4 y Carla el 11

Los certificados de defunción firmados por tres médicos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) dependiente de la Fiscalía General del Estado, revelan que Jesús Cañisaire murió el 4 de enero de 2018, mientras su pareja Carla Bellot el 11 de enero, ambos por hemorragia cerebral provocada por los golpes que recibieron de parte de sus agresores.

Los informes suscritos por los doctores Javier Mamani, Jhon Peter Limachi y Rita Cristina Fernández, establecen las causas de la muerte de la pareja en un lugar desconocido. Sin embargo la Policía maneja la hipótesis que el asesinato fue en el domicilio de los detenidos.

El certificado  Nº 6375 identifica a Jesús Miguel Cañisaire Calatayud (25), estableciendo como causa de la muerte hemorragia cerebral, fractura de huesos craneales y traumatismo cráneo encefálico abierto  y un cuadro general policontuso.

Igualmente el Nº 6376 de Carla Bellot Rodríguez (25), precisa que la fecha de la muerte es de 11 de enero de 2018 por edema cerebral, hemorragia cerebral, traumatismo cráneo encefálico y un cuatro policontuso.

En ambos casos se establece que la hora de muerte está en fase de investigación, así como el lugar donde habrían fallecido Jesús y Carla, quienes desaparecieron la noche de año nuevo tras asistir a la discoteca Planta Baja, donde no se tiene registro de salida porque sus cámaras de vigilancia no estaban funcionando.

Por los datos de ambos certificados se puede inferir que Carla habría estado con vida tras ser vejada y agredida en la cabeza. Aún no se estableció qué hicieron los autores de la muerte durante casi una semana que la tenían viva.

Los principales acusados son Israel León (enviado a la cárcel), su hermano Eliot (prófugo), su hermana Mikaela y su esposo Renzo Cáceres, quienes están detenidos para fines investigativos.

De acuerdo a las investigaciones de la Policía,  la familia León tomó contacto con la pareja en plena discoteca y en grupo acordaron continuar el festejo de año nuevo en la casa de Israel León en la zona San Simón, donde se habría suscitado el crimen.

La Policía a través de la Dirección de Análisis e Inteligencia Criminal (DACI) logró dar con el paradero de los cuerpos de la pareja, tras 19 días de intensa búsqueda y rastrillaje informático a los celulares de ambas personas, que indicó el camino para dar con los actuales detenidos.

Fuente: Erbol

 

Translate »