Fracasa otro intento de diálogo y el conflicto médico no halla solución

El Colegio Médico de Bolivia dijo que se siente burlado por la convocatoria del Gobierno y aseguró que se continuará con las medidas de presión.

Ni el Gobierno  ni médicos  ceden.  Ayer, los galenos  aceptaron   a través de una carta dialogar con las autoridades, pero sin suspender el paro. De inmediato,  el Ejecutivo respondió que  garantiza recibir a los  profesionales en salud siempre   y cuando  suspendan las medidas de presión. Los representantes de los médicos se negaron y afirmaron que continuarán con la protesta.

En el   ínterin de envíos y respuestas de cartas entre el Gobierno y los médicos, más de  500 policías intervinieron ayer el  bloqueo de los galenos en  Puerto Pailas -carretera que une Santa Cruz con Beni-, contaron  los pobladores y los médicos.

Ayer en  la tarde el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, dijo  que aceptaron el diálogo con el Ejecutivo “sin condiciones”.   Indicó además que esperaban  la convocatoria del  presidente Evo Morales.

Cruz  explicó que    las bases    decidieron  dialogar con el Gobierno y aceptaron la convocatoria  que el vicepresidente   Álvaro García Linera hizo días atrás. “La carta expresa nuestra voluntad de reunirnos con el Primer Mandatario.  (Sin embargo), hemos  sido burlados por el Gobierno porque  sólo al intento de instalar el diálogo nos convocarían  en media. Nosotros hemos venido con toda la intención desde (todos los departamentos)”, dijo  en conferencia de prensa.

Poco después y en respuesta a la carta de los galenos, el Gobierno, a través del ministro de la  Presidencia, René Martínez, respondió que se instalará la mesa de diálogo inmediatamente los médicos suspendan el paro indefinido y repongan los servicios de salud.

Martínez aseguró que el Gobierno siempre ha estado dispuesto al diálogo, pero remarcó que no se puede reanudar las negociaciones cuando se han suspendido 8.000 cirugías en 36 días de huelga y 38.000 consultas por día. Indicó además   que  más de 890 mil enfermos están esperando una atención inmediata en el país. “Apelamos como Gobierno al sentimiento humanitario de los médicos por la atención inmediata de los enfermos y los pacientes. (….). Para dar viabilidad plena a esta mesa de diálogo, el Gobierno garantiza, compromete que una vez que se suspenda el paro y la atención de los pacientes abriremos la mesa de diálogo para discutir por tiempo y materia, y señalaremos día y hora”, remarcó.

Casi de inmediato y en respuesta a la carta enviada por Martínez, Cruz dijo  que  se sienten burlados  porque un día antes el Gobierno afirmó que se los convocaría de forma inmediata si  el sector acepta ir al diálogo.

El dirigente aseguró que llegaron a La Paz representantes de todo país con la esperanza de resolver el problema.

“Exigimos la pronta solución al conflicto al Gobierno sin condicionamientos, ya que por mandato de nuestras bases no levantaremos el paro y las medidas de presión.  Nuestras bases y los piquetes de huelga de hambre han resuelto no levantar las medidas de presión”, dijo Cruz y  pidió al Gobierno  que no  busque dividir a los médicos.

Consultado sobre “el diálogo sin condiciones” que proponen los médicos, el viceministro de Autonomías, dependiente del Ministerio de la Presidencia, Hugo Siles, ratificó que el Gobierno sólo  hablará con los galenos  si   levantan el paro indefinido, que comenzó hace 36 días.   “El requisito o la condición principal para iniciar el diálogo es que los médicos restablezcan los servicios de salud en los hospitales. Los galenos tienen por obligación humanitaria el deber de restablecer los servicios de salud”, dijo Siles  a Página Siete.

Los médicos y los  trabajadores en salud cumplen hoy 36 días de protestas en rechazo del artículo 205 y el decreto supremo que crea la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud.

Ayer, la Policía intervino por segunda vez  el bloqueo en  Puerto Pailas.   500 efectivos  gasificaron a médicos, estudiantes y pobladores que se encontraban en el lugar. Algunos escaparon y se escondieron en las casas de los  pobladores.

El desbloqueo comenzó ayer cerca de  las 17:00.  Según Henry Montero, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, la intervención  policial dejó un saldo de cinco personas heridas, una de ellas de gravedad. “Tenemos ocho  detenidos en la FELCC de Santa Cruz”, dijo  el representante a Página Siete.

“Por el momento no se va retomar la medida, no se va a bloquear. Mañana (hoy)  a las 9:00 se decidirá en una asamblea las medidas que se tomarán”,  dijo Montero y agregó que se instaló una vigilia en la FELCC de Santa Cruz en apoyo a los detenidos.

Los excesos policiales en la represión llegaron a tal punto que  un policía  amenazó al periodista Huber Vaca, de El Deber,  con detenerlo si registraba con su cámara  la gasificación contra los médicos en Puerto Pailas.

Fuente: Página Siete

Translate »