Torturan y matan a dos ancianas en su vivienda

Dos adultas mayores que vivían solas en un domicilio situado en calle 43 de Chasquipampa, ciudad de La Paz, fueron halladas el martes por la noche sin vida y con signos de haber sido golpeadas, asfixiadas y una de ellas apuñalada a la altura de cuello.

¿Quién o quiénes son los autores de tan macabro asesinato? Es la interrogante que los vecinos de las víctimas tienen.

Aparentemente las hermanas, de 78 y 80 años, nunca se casaron ni tuvieron hijos, solamente vivían acompañadas de sus ocho perros, que son los únicos testigos de lo sucedido.

El sobrino de las ancianas, que acostumbraba visitarlas con frecuencia, fue quien se topó con la sangrienta escena. Una de sus tías estaba tirada en el piso y en medio de un charco de sangre; la otra, en su cama con signos de haber sido asfixiada.

Según la recolección de pruebas que se extendió hasta el miércoles por la madrugada, ambas mujeres fueron torturadas hasta la muerte, incluso se presume que la primera víctima intentó poner resistencia y fue golpeada con un objeto contundente (piedra) y apuñalada a la altura de la nunca.

El macabro hecho de sangre se registró en horas de la tarde del martes y los cadáveres fueron hallados pasado las 21.00. De seguro, ambas mujeres suplicaron por sus vidas y pidieron auxilio, pero nadie los escuchó.

“A las 21.40 recibimos una llamada de la central de Radio Patrulla 110 para verificar un supuesto robo con muerte de persona, llegamos al lugar y constatamos la existencia de dos cadáveres”, informó el funcionario policial, Luis Poma.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la ciudad de La Paz no descarta que se trate de un robo, debido a que el inmueble fue rebuscado. Asimismo, se presume que tres antisociales ingresaron al inmueble y acabaron con la vida de las indefensas mujeres.

Vecinos de la calle 43 de Chasquipampa aseguraron haber visto un vehículo salir a toda velocidad del lugar.

“Vi a una vagoneta corriendo, paso a toda velocidad e incluso se metió a las cunetas, por lo general no pasan vehículos por este lugar y menos a toda velocidad”, reveló una de las vecinas que no quiso ser identificada por seguridad.