Rescinden el contrato con la supervisora de la Autopista

Dohwa Incoplan dejará la supervisión porque no cumplió con sus obligaciones para facilitar las obras en la vía de alto trafico.

La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) rescindió el contrato con la empresa Dohwa Incoplan que debía supervisar las obras en la Autopista. La acusan de retrasar las obras que a la fecha tienen un 18% de avance y se comprometen a entregar la vía en junio.
“Rescindimos el contrato con la empresa supervisora del proyecto por incumplimiento al contrato. Detectamos muchas deficiencias: no liberaron los frentes de trabajo, no presentaron proyectos a diseño final de determinados tramos de la autopista, no emitieron ningún tipo de sanción a la empresa ejecutora”, declaró el viceministro de Transportes, Galo Bonifaz.
La decisión la asumen luego de las protestas de los transportistas que se ven perjudicados por las obras. La autoridad de Gobierno afirmó que se conformó una comisión que deberá impulsar el proyecto a cargo del Viceministerio de Transporte, la confederación de choferes, la ABC y Tránsito. Ellos inspeccionarán el avance de las obras cada 15 días.
La obra se entrega en junio
La empresa constructora Levón, por su parte, presentó al Gobierno un plan de contingencia que establece: la contratación de más personal y maquinaria, el trabajo en horarios nocturnos y más frentes de construcción. Incluso, el plan tiene previsiones para afrontar la próxima época de lluvias.
“Bajo este parámetro hay hitos que deben cumplir; por ejemplo: hasta diciembre los dos carriles de subida estarían terminados. De esta forma, a fin de año los hermanos transportistas tengan esa accesibilidad”, agregó el viceministro de Transportes.
Según la información gubernamental, la empresa constructora está en los límites de plazo para concluir con la obra en junio del siguiente año como estaba previsto y rechazó cualquier tipo de ampliación.
El martes, autoridades de Gobierno y los choferes inspeccionaron la obra y comprobaron el gran perjuicio que generan los trabajos. En determinados tramos, la vía de circulación se redujo a un solo carril y el viaje que antes de la ejecución de las obras (en junio de 2016) era de 10 minutos ahora se demora a entre 30 minutos a una hora.  La Fejuve El Alto y las federaciones de choferes pidieron en esa oportunidad romper el contrato con la empresa constructora Levon y exigieron que sea sustituida por otra. Esta decisión fue declinada ayer luego de la reunión con las autoridades de Gobierno tras la salida de la supervisora. Además, el sector se comprometió a no iniciar bloqueos.