Policía peruana reporta que 6 capos del narco se refugian en Bolivia

La División de Inteligencia Antidrogas de la Dirandro de Perú informó ayer martes que seis capos del narcotráfico de ese país se refugian en Bolivia con falsas identidades.

Los delincuentes fugaron al territorio boliviano para evadir a la justicia peruana y seguir traficando libremente. Se trata de Clever Bernardo Ambrosio alias “Chila”, Reyna Gozme La Fuente “Reyna”, Edmerson Quispe Pariona “Chavo”, Werlinton Sánchez García “Negro Fabio”, Clodoaldo Figueroa Saume “Tío Vago” y Luis Lagos Lizarbe “Salvador” según publicó La República en su portal digital.

Ambrosio es un narcotraficante de la localidad peruana de Huallaga y acopia droga del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). En la actualidad opera desde el departamento boliviano de Beni, lugar desde donde envía sus avionetas para recoger la droga.

En 2012, la división de Operaciones antidrogas del Huallaga le decomisó 1.300 kilogramos de cocaína, en Ucayali. El cargamento fue abandonado en botes apostados a la ribera del río, listo para ser trasportado a las avionetas y abandonar ese país.

“Chila” es la nueva pareja de Reyna Gozme La Fuente, más conocida por su apelativo de “Reyna”, nacida en la localidad peruana de Llochegua (Huanta – Ayacucho). La misma también está refugiada en Bolivia.

La pareja acopia la droga en el Vraem, desde donde la transportan a Atalaya (Ucayali) o Palcazu (Oxapampa). Luego la envían en sus avionetas hacia Bolivia.

La policía de Perú calcula que al mes, “Reyna” introduce a Bolivia cerca de tres toneladas de clorhidrato de cocaína.

Actualmente, tiene orden de detención por el tráfico de 160 kilos de droga encontrada en la embarcación fluvial “El Papayero”, en abril de 2016. La sustancia se encontraba oculta en el doble fondo del bote y tenía impresa la figura de un delfín, el logo usado por su organización, de acuerdo con La República.

Sánchez García tiene tres avionetas. El encargado de enviarle el cargamento es su hermano Pablo Sánchez García, desde el Vraem. La transporta hasta Palcazu, punto a donde el “Negro Fabio” envía sus aeronaves para recoger la mercancía.

Figueroa Saume conocido, como “Tío Vago”, tiene una orden de captura. En 2011, la policía antinarcóticos de Perú decomisó 260 kilos de cocaína en Puerto Maldonado. Durante el operativo fue capturado su sobrino, Gilberto Espino Córdova, quien lo sindicó como dueño del cargamento.

Los dos últimos de la lista

Otro refugiado en Bolivia es Quispe Pariona, natural del Vraem, quien empezó en el mundo del tráfico de drogas en 2010 como ayudante de uno de los narcotraficantes más fuertes del valle, Flavio Francisco Quino “El Mula”.

El último en la lista es Lagos Lizarbe, quien tras estar preso por tráfico de 840 kilos de droga y fuera liberado, se refugió en Bolivia. Conocico también como “Salvador”, trabaja junto a su hermano Fortunato Lagos Lizarbe.