Padre e hijo van de pesca y mueren ahogados

Una jornada de día de campo y pesca terminó con la muerte de un padre de familia y su hijo. La tragedia familiar se registró en el río Pilcomayo, municipio de Villamontes, a las 16.00 de ayer.

Según una preliminar investigación policial, la familia Arancibia decidió pasar una jornada de pesca a orillas del río Pilcomayo, cuando decidieron separarse para pescar mejor. El adolescente, de 16 años, de nombre Gustavo Arancibia, en su intento de jalar su caña de pescar que presumiblemente se atoró en las rocas, resbaló y cayó al caudaloso río. Su padre, Manuel Arancibia, de 38 años, al ver que su hijo no salía, inmediatamente lanzó su red hacia su hijo para que éste se sostenga y así poder salvarlo.

Pero la fuerza del agua y del adolescente hizo que también el hombre caiga al agua y sea arrastrado. El resto de los familiares entraron en un momento de pánico y desesperación, por lo que nada pudieron hacer para ayudar a los dos hombres que desaparecieron en cuestión de segundos.

Tras la denuncia, efectivos del comando policial y el grupo de búsqueda y rescate del municipio de Villa Montes realizaron el rastrillaje y posterior rescate de los dos cadáveres. Los rescatistas tardaron aproximadamente una hora en ubicar y sacar los dos cuerpos que fueron arrastrados a un costado del río, donde la profundidad sería 5 a 7 metros. Hay dolor y consternación en la familía. El adolescente era estudiante del colegio Defensores del Chaco.

El rescate duró alrededor de una hora.

16 AÑOS

tenía el adolescente que cayó al río y se llevó con él a su padre que no logró salvarlo.

 

El rescate duró alrededor de una hora.