Otras residencias presidenciales: palacete en Sucre, hangares VIP y suite en el Palacio

En 2015, mediante DS, se declaró como segunda residencia presidencial al Palacete de La Florida en Sucre. El Gobierno también ha construido salas presidenciales VIP equipadas en varios aeropuertos del país.

El Primer Mandatario, Evo Morales, vive en la residencia  de San Jorge de La Paz pero en los últimos años ha habilitado otros espacios oficiales para su estadía .  En 2015, mediante DS, declaró como segunda residencia presidencial  al palacete de La Florida en Sucre.

El Gobierno también ha construido salas presidenciales VIP  en los aeropuertos de     Tarija,  El Alto,  Santa Cruz y Cochabamba; y  pronto  estrenará la suite presidencial en el nuevo Palacio.

Palacete La Florida

El 24 de mayo de 2015, El palacete de La Florida fue declarado “Casa Presidencial de la Revolución Democrática y Cultural”, mediante el Decreto Supremo 2372, que fue firmado por Morales. No obstante, en los hechos, el  edificio republicano de 74 habitaciones nunca ha fungido como  residencia del Primer Mandatario.

Situado a cinco kilómetros de la ciudad de  Sucre, el palacete se levanta en lo que fue la hacienda colonial  Huiripucu. El edificio de dos plantas y 74 habitaciones  fue construido por encargo del presidente Aniceto Arce (1888-1892), quien gobernó desde esa propiedad, según refiere la Historia de haciendas coloniales y republicanas.

El decreto 2.372 que nombra al palacete como Casa Presidencial establece que la Gobernación de Chuquisaca y la Alcaldía de Sucre, “en el marco de sus competencias, podrán implementar políticas públicas de mantenimiento, promoción, preservación, restauración y difusión de (este) bien inmueble”. Tres años después, no hay en marcha ningún plan de mantenimiento.

“De la idea de emplazar en Sucre una segunda residencia presidencial, después de la de San Jorge en La Paz, sólo queda una leyenda al ingreso al barrio Rincón Florida, al lado de un basural, en una pared pintada de verde al fragor de la campaña política de febrero de 2016 que dice: Bienvenidos a la 2da. Casa Presidencial. Una realidad. Evo Sí”, refiere el periodista Daniel Villacencio en un artículo publicado en el Correo del Sur hace un año.

La última noticia de la segunda residencia presidencial refiere que el palacete de La Florida será utilizado para la sede de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones Municipalistas (FLACMA) por ofrecimiento del alcalde sucrense,  Iván Arciérnega.

Los hangares VIP

En los últimos años, la ch’alla del hangar presidencial se ha vuelto una tradición  con la que el Presidente inicia los Carnavales.  “A veces, cuando llego de viaje del exterior, tengo que ir hasta Palacio de Gobierno para reunirme con los ministros y luego debo volver al aeropuerto porque tengo algún compromiso en Santa Cruz u otro lugar. Pierdo tiempo. Pero ahora podré reunirme con cualquier autoridad sin perder tiempo”, dijo en 2013 Morales, en la inauguración de la primera fase de la terminal presidencial de El Alto.

La terminal presidencial  actualmente, con la segunda etapa finalizada, cuenta con una sala de reuniones para el gabinete alterna a la  de Palacio de Gobierno,  áreas  de seguridad,  sala de prensa y, entre otras dependencias, un dormitorio presidencial con todas las comodidades. “Es a todo dar”, refirió un empleado que pidió guardar su nombre en reserva.

El hangar y terminal presidencial de la Brigada Aérea de El Alto se construyeron en   una superficie de 6.259 metros con una inversión de  10,5 millones de bolivianos. Hay instalaciones similares en terminales aéreas de Oruro, Santa Cruz, Cochabambamba, Chapare, Sucre Tarija y Oruro.

“Es tan importante dotarnos de estos espacios para atender las demandas y reuniones, que bueno sería contar en cada departamento”, declaró el Presidente en la inauguración de la sala IV de la IV Brigada Aérea Eustaquio Méndez, en Tarija, el año pasado.

Esa obra  demandó una inversión de 1,5 millones de bolivianos Y según información oficial,  consta de dos plantas en las que se encuentra un dormitorio presidencial, un auditorio, salas de reuniones y ambientes de espera.

Morales declaró entonces  que la iniciativa de construir esos espacios es una manera de “cuidar la economía nacional”. Antes dijo,  se debía alquilar hoteles para estas reuniones.

La suite presidencial

“Desafortunadamente el Estado ha heredado edificios del siglo XIX y del siglo XX que requieren ser modernizados”, dijo en 2013 el entonces ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana en la inauguración de la terminal aérea presidencial de El Alto.

Anunciaba así la política de nuevas construcciones públicas. “Estas inversiones que estamos haciendo como Estado son para darle mejor calidad de vida a los funcionarios públicos y para que  tengan el espacio, seguridad y comodidad necesaria”, sostuvo.

Y de los funcionarios públicos, el primero, ha ampliado sus espacios para reuniones y para descanso. “Evo Morales   es el único presidente que trabaja incontables horas, desde el amanecer hasta pasada la medianoche,  y por ello  debe  tener   áreas exclusivas de descanso”, argumentó, el jefe de bancada del MAS, David Ramos, a propósito de las críticas por la suite  del nuevo Palacio.

La suite presidencial  tiene una extensión de 1.068 metros cuadrados;  cuenta con sauna, jacuzzi, sala de masajes y otras dependencias. Tiene  las salas de estar, de lectura y un comedor.  El baño y el vestidor  abarcan  47,1 metros cuadrados y su dormitorio, 61 metros cuadrados.  Ocupa un piso del nuevo Palacio, que   demandó una inversión de al menos 240 millones de bolivianos.

Varios sectores sociales y partidos de la oposición han criticado  la que califican como ostentación del edificio y de la suite. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta confirmó que el Primer Mandatario usará este ambiente para descansar, y  que continuará viniendo en la residencia presidencial de  San Jorge.

Las casas de Evo

Más allá del cargo que ocupa, el presidente Evo Morales es propietario  de al menos dos casas en Cochabamba. Tiene una vivienda con cocal en el Chapare y un chalet en la ciudad de Cochabamba.

En Villa Tunari vivió su juventud Morales en la central 14 de Septiembre. Allí conserva la casa paterna y un chaco, que está al cuidado de un sindicato cocalero. Evo dijo varias veces que allí se iría cuando deje ser Presidente y abriría un restaurante.

“El terreno está a 26 kilómetros de Villa Tunari. Una carretera asfaltada –con una parte empedrada– hace que el viaje sea más cómodo. Se atraviesa Villa 14 de septiembre y a pocos metros está el chaco de Evo, que ahora sólo tiene un pequeño cocal y mucha vegetación que obstruye la vista al horizonte. El chaco está bien cuidado y para nada está abandonado. El sindicato San Francisco se hizo cargo del terreno y de los cultivos del mandatario, que visita el lugar, por lo menos, una vez al mes”, escribió el periodista Iván Paredes de El Deber  en un reportaje de junio pasado.

Morales es también propietario de una casa en la zona Villa Victoria de la ciudad de Cochabamba. Allí, en 2005, recibió la noticia   de su primera victoria en las urnas. Allí se fue para recuperarse de la lesión en la rodilla, ya siendo mandatario.

“A nuestro presidente los médicos le pidieron que continuara su reposo. Está en su pequeño domicilio en Cochabamba que es una casita de ‘medias aguas’  y está descansando”, informó el 4 de marzo de 2012 el vicepresidente Álvaro García Linera.

Años después de aquellas declaraciones, la casita no es de “medias aguas” sino un chalet de dos pisos en un barrio que ha mejorado considerablemente.

En abril pasado, el periódico Opinión de Cochabamba publicó información sobre la casa que el  mandatario tiene en un barrio qhochala llamado Villa Victoria. La nota decía que desde que Evo se convirtió en vecino, llegó el progreso a la zona. Las calles fueron asfaltadas, se hizo un pozo de agua y hasta se incrementaron los precios del metro cuadrado de terreno en el lugar.

“Esa Organización Territorial de Base (OTB) llamada Villa Victoria, que está casi al extremo oeste del municipio de Cercado, se transformó con la llegada de Evo. Tiene todas sus calles y avenida asfaltadas, con reductores de velocidad incluidos, pese a que la circulación vehicular es casi nula.

Tiene un pozo de agua que “él, (Evo Morales), no los hizo poner” exclusivamente para el mantenimiento de un área verde que parece un mini Prado. Y, enmarcándose en el gusto deportivo del Presidente, el barrio tiene una cancha donde, una que otra vez, Evo y sus invitados disputan partidos de fútbol”, dice el reportaje firmado por Dayana Flores.

La suite presidencial ocupa un piso del nuevo Palacio.

La casa de Evo en Villa Victoria de la Llajta. 

La casa natal de Morales en Orinoca.

La réplica navideña de la casa de Evo en la plaza Murillo.

Fuente: Página Siete

Yajuy Noticias de Bolivia Otras residencias presidenciales: palacete en Sucre, hangares VIP y suite en el Palacio