Mujer mató a hombre que le robó un beso

Luego de compartir unos tragos, un sujeto intentó besar a su amiga, a la cual pretendía desde hace más de tres meses, pero ésta lo agredió con una botella de vidrio y le provocó la muerte.

Sucedió en el barrio 25 de Mayo de la localidad de San Julián, Santa Cruz.

El pasado martes 14 de noviembre, a las 06.30, un grupo de vecinos encontró en una acera a Alex Jhony Mendoza Tolaba, de 22 años, ensangrentado e inconsciente, además de tener heridas en la cara y el pecho.

El muchacho fue auxiliado por sus familiares hasta el Hospital Municipal de San Julián, pero debido a su grave estado, fue trasladado a la clínica Trauma Clínica de Santa Cruz. El médico forense examinó a Mendoza y determinó 50 días de impedimento.

Luego de permanecer en terapia intensiva, el pasado  22 de noviembre, a las 21.30, Alex Jhony Mendoza Tolaba perdió la vida y la denuncia que primero fue presentada por lesiones graves, pasó a ser investigada por delito de “homicidio”.

El comandante de la Policía de San Julián, Miguel Burgoa, informó que realizadas las investigaciones preliminares, se supo que el día de la agresión la víctima se encontraba acompañado de su amiga  Beatriz Garnica Ávalos, de 25 años, motivo por el cual se la arrestó con fines investigativos.

Señaló que la mujer indicó que el fallecido la pretendía hace meses y que el 22 de noviembre, luego de compartir unos tragos, éste intentó abusarla, por lo que se defendió arañándolo en la cara y el pecho. Asímismo, añadió que lo golpeó con una botella de vidrio en la cabeza, lo cual habría sido la causa de la muerte.

Burgoa dijo que la detenida fue enamorada de la víctima, según los familiares de éste, sin embargo, esto no ha sido confirmado.

Por su parte, el fiscal Renzo Estévez informó que Beatriz Garnica fue cautelada y un juez determinó su reclusión preventiva en la cárcel de Palmasola.

VERSIÓN DE LA MUJER

“Todo fue en defensa personal, no quise matarlo.  Lamentablemente se me pasó la mano, pero él quiso violarme, no fue por un beso que lo golpeé en la cabeza. Se quiso aprovechar de mí  viendo que estaba en estado de ebriedad”, expresó la mujer sindicada de homicidio en su audiencia, a tiempo de pedir disculpas a los familiares del joven.

8 días estuvo la víctima luchando por su vida en terapia intensiva en el hospital.