Militar acusado de pornografía pertenecía a red delincuencial

El mayor del Ejército, José Luis M. Ch., jefe de estudios del Liceo Militar Teniente Edmundo Andrade de la ciudad de Sucre, era parte de una red de pornografía infantil internacional que tenía al menos dos mil miembros de 18 países, de acuerdo con los datos preliminares de la investigación, que lleva adelante la Fiscalía General, se ha logrado la captura de cuatro de estos delincuentes en Bolivia.

Si bien los datos oficiales son manejados con mucho hermetismo, la directora nacional de la Fiscalía Especializada para Víctimas de Atención Prioritaria (Fevap), Karina Cuba, confirmó la aprehensión del militar, quien para formar parte de estos grupos de WhasApp difundió material involucrando a adolescentes que vestían el uniforme del Liceo Militar de Sucre.

“Lo que llamó la atención en esta requisa y en el secuestro de evidencias es la gran cantidad de material pornográfico en celulares y equipos (computadoras). No solo hemos encontrado pornografía infantil, también los ha involucrado a varios jóvenes en el Liceo Militar eso es lo que nos preocupa”, detalló Cuba en Sucre.

Los allanamientos y la aprehensión de este sujeto, se produjo el pasado miércoles en Sucre, el jueves el militar fue trasladado a La Paz y el viernes fue sometido a audiencia cautelar y enviado al penal de San Pedro.

Oswaldo Rojas, abogado del militar, negó que su cliente haya producido el material pornográfico calificando de incoherente la teoría manejada por la Fiscalía que tiene base en los informes internacionales.

“Él reconoce haber recibido el material, porque no eran víctimas bolivianas, sino del extranjero, los números de celular de donde envían el dinero es de España, Argentina, un montón de lugares”, señaló el abogado del militar imputado por pornografía infantil, quien además puso en duda la existencia de un “kínder” al interior del Liceo Militar de Sucre, pues asegura que en la institución donde José Luis M. Ch. prestaba servicio, solo van jóvenes que luego de obtener el bachillerato se les otorga también la libreta militar.

Sin embargo, la fiscal asignada al caso, Patricia Miranda, desmintió la versión del militar, pues de acuerdo con los reportes, el sujeto recibió y transmitió imágenes desde su celular.

“Estamos hablando de niños infantes (de 0 a 4 años), y niños de entre 4 y seis años de los que se ha obtenido las imágenes congeladas”, afirmó Miranda.

“Operaban en Bolivia, Argentina, España, Colombia, Chile, Paraguay, México, Perú y Ecuador. Es así que la Fiscalía logró la detención preventiva del militar”, señala un comunicado de la Fiscalía Departamental de La Paz.

Tanto Cuba como la fiscal Miranda han remarcado que aún no se ha corroborado de forma oficial que las víctimas sean alumnos del Liceo, para lo cual se ha emitido varios requerimientos y esperan la cooperación de las FFAA.

Lo que sí es evidente, según la imágenes, es que las mismas visten el uniforme.

SE FILMABA

Pero el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, coronel Jhonny Aguilera, es más contundente y confirma que el presunto depravado se filmó manteniendo relaciones sexuales con jóvenes de ambos sexos.

“Aparece en imágenes sexuales explícitas, las cuales no voy a comentar, se abstuvo de declarar, insisto, nosotros tenemos los elementos probatorios obtenidos lícitamente”, aseveró Aguilera.

MEMBRESÍA PORNOGRÁFICA

Según reportes emitidos por la Interpol, los depravados que pretendían formar parte de estas redes internacionales de pornografía infantil en los grupos de whatsApp debían contribuir con material propio, en una especie de membrecía sexual.

“Intercambiaban el material, para pertenecer a esa red, lo que debían hacer era actualizar, no podían reenviar videos o fotografías que ya habían recibido tenía que ser material nuevo. Entonces tienen que empezar a violar, agredir a menores para que puedan intercambiar el material”, refirió Cuba.

“TANTALIO”

La fiscal Cuba manifestó que se tiene en reserva la cantidad de bolivianos involucrados así como el número de víctimas, pero que dentro de la investigación que inició en marzo, ya se tiene identificado en Bolivia, los números IP de computadoras desde donde se emiten, se reciben y almacenan material pornográfico infantil.

Cuba detalló que la detención del jefe de estudios del Liceo Militar se da en el marco del operativo internacional denominado “Tantalio” que desde marzo de este año inició y ya tiene aprehendidas a 96 personas de 18 países.

“Dentro del material pornográfico que se ha encontrado, (existe) registro de números de celular nacionales e internacionales. Entre los números internacionales que hemos identificados, tenemos cerca de 2.000 y se trabaja con la cooperación internacional”, aseveró Cuba.

En lo que se refiere a la investigación en Bolivia, además del militar, se tiene a otros tres sujetos de Santa Cruz que ya fueron imputados y guardan detención en el penal de Chonchocoro.

Por medio de las pericias realizadas a los equipos secuestrados de estos sujetos, se estableció que los cuatro sospechosos formaban parte de 40 grupos de whatsApp, cada uno, de 200 a 300 miembros.

REPORTE INTERNACIONAL

El 19 abril de este año, la Policía española dio el primer reporte sobre las acciones iniciadas en el marco del operativo denominado “Tantalio”.

En ese reporte, se confirmó que la red de pornografía infantil por whatsApp tenía 360.000 archivos y hasta esa fecha se habían aprehendido a 39 personas por distribuir el material en 96 grupos de usuarios.

“Tantalio” es el primer operativo de nivel internacional contra la pornografía infantil con el uso de esta aplicación de mensajería de móvil, y en ella han sido investigados en 18 países, 136 usuarios de estos grupos pedófilos, desde los que se distribuyeron 360.000 archivos de fotos y vídeos. “Son imágenes denigrantes para la dignidad humana”, en palabras del comisario jefe de la Brigada Central de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, Rafael Pérez, quien tras ver algunos de estos archivos de abusos sexuales añadió que “ponen los pelos de punta”. Pérez detalló en rueda de prensa que las víctimas, aún no identificadas, tienen entre los dos o tres meses y los ocho años.

Fuente: El diario