La Policía no halla a la familia acusada en el caso Tomasita

El Sepdavi pidió a la Fiscalía que averigüe en Migración si los sindicados salieron del país. El abogado de ellos tampoco sabe dónde están sus clientes.

Ni la Policía ni el mismo abogado que los representa saben dónde está la familia denunciada por esclavizar a Tomasita Machaca, de 54 años. La abogada que defiende a la víctima solicitó a la Fiscalía que pida a Migración un informe para conocer si los sindicados abandonaron el país.
“La Fiscalía emitió una orden de aprehensión que el investigador no pudo ejecutar debido a que no se encuentra a los denunciados. Por eso pedimos que se emitan otros requerimientos para conocer dónde están”, informó ayer la abogada del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi), Érika Febrero.
Machaca denunció que trabajó durante 38 años para una familia que no le pagó por sus servicios.
No gozó de vacaciones, ni recibió aguinaldo, atención médica adecuada ni instrucción escolar.
Su padre la dejó a sus 15 años con una pareja: José Omonte y María Eugenia Rossi. Ella aseguró que desde entonces (1979) le dijeron que   la compraron para ser su esclava y que su familia estaba muerta. Escapó en abril de este año y se reencontró con sus hermanos, que también pensaron que Machaca había fallecido.
 La Fiscalía inició un proceso por trata de personas contra José Omonte, su hermana Isabel y su hijo Luis. Rossi murió hace años.
Se los citó a declarar dos veces. La primera vez se presentaron sin abogado; la segunda, no fueron.
Por eso, el 15 de septiembre se emitió la orden de aprehensión contra los tres. Pero ésta no se cumplió porque no se  encuentra a los sindicados.
Febrero solicitó que se emita una nueva orden para no sólo aprehender a los denunciados, sino también para allanar el domicilio en el que supuestamente Tomasita estuvo retenida por casi cuatro décadas. Además, pidió requerimientos para citar a otros miembros de la familia Omonte que puedan aportar con información para la investigación. Dos hermanas de Machaca sostuvieron que trabajaron, también sin remuneración, por años con familiares de José Omonte.
Según Febrero, los denunciados ni siquiera aparecieron para conocer las diligencias por el proceso que ellos iniciaron contra Tomasita, por un supuesto robo.
 El abogado de los Omonte, Jorge Valdivia, dijo que sus clientes estaban dispuestos a declarar ante la Fiscalía pero una serie de inconvenientes, como temas de salud, impidieron que esto se concrete. No obstante, aseguró que ahora no sabe dónde están.
“Yo quisiera que estén aquí, pero desde la semana pasada no pude contactarme con ellos. No sé dónde están. Deben estar atemorizados por todas las falsedades que dijeron contra ellos”, indicó el jurista.
Por otro lado, la psicóloga del Sepdavi  Nicole Pinto  informó que la evaluación psicológica de Machaca, para determinar los daños de 38 años de encierro, durará al menos seis semanas. En función a los resultados se iniciará la terapia, aunque ya comenzó el proceso de reinserción.
 Aunque de forma preliminar la especialista explicó que la víctima teme por su seguridad y por la de aquellos que la ayudan. “Inicialmente se encontró rasgos que coinciden con su historia”.
 Otro elemento que respalda su versión de los hechos es que ella nunca votó en una elección, ni se encuentra en el registro biométrico del Órgano Electoral. Sí cuenta con cédula de identidad y un certificado de nacimiento.