En La Paz, asciende consumo de bebidas alcohólicas en mujeres

El jefe de unidad de Emergencias del Hospital de Clínicas, Jhonny Pérez, afirmó que el consumo de bebidas alcohólicas en la ciudad de La Paz va en ascenso en la población femenina. Estimó que de cada diez pacientes que consumen bebidas alcohólicas, al menos, cuatro a cinco son mujeres.

Mencionó que en la actualidad los roles quedaron invertidos, explicó que antes se atendían mayor cantidad o casi en su totalidad a pacientes masculinos y ahora se incrementó en una cantidad importante en mujeres jóvenes.

Afirmó que de diez pacientes que se reciben se tienen, al menos, seis varones y cuatro mujeres, aunque no sobrepasaron al sexo masculino, la cantidad de mujeres alcoholizadas que se recibe es un aspecto que debe llamar la atención.

Estimó que antes se recibían cinco pacientes de sexo masculino y una fémina mientras que ahora de cinco pacientes que se reciben tres son mujeres y dos son varones, señaló que esa situación es relativa pero se muestra una sustancial diferencia con años pasados.

Mencionó que, por lo general, en las festividades se consume en exceso las bebidas alcohólicas de diversa etiología y característica, lo que ocasiona que las personas presenten ciertos trastornos.

Informó que existen bebidas que vuelven agresivos a las personas y ocasionan a que pierdan el conocimiento y los expone a tener accidentes desde caídas leves hasta fracturas u otras complicaciones como un traumatismo cráneo encefálico severo.

Comentó el caso de una paciente, quien bajo el control de bebidas alcohólicas, cayó aproximadamente 80 metros, a causa de ello presenta un cuadro delicado, una fractura del miembro inferior izquierdo y luxaciones a nivel del codo derecho.

DAÑOS IRREVERSIBLES

De acuerdo con la explicación del director del Policlínico Central, doctor Walter Miranda, el consumo de bebidas alcohólicas adulteradas puede causar múltiples daños irreversibles como problemas neurológicos, ceguera e incluso provocar la muerte del que lo consume.

El profesional afirmó que consumir bebidas tóxicas provoca la muerte de las células nerviosas (neuronas) lo que supone cierta gravedad porque estas no se vuelven a reproducir, agregó que el consumo de esta clase de licores también provoca insuficiencia hepática.

Está insuficiencia también conocida como hígado graso en vez de tener los hepatocitos que son las células nobles del hígado, se cubren de grasa impidiendo su correcto funcionamiento, los alcohólicos presentarán problemas en su digestión.

También ocasiona que obtengan un color amarillento por la ictericia (coloración amarillenta de la piel o de los ojos que se produce por el aumento de bilirrubina). Afirmó que el consumo del alcohol en exceso, contaminado o adulterado puede ocasionar que la persona llegue a desvariar.

CONSECUENCIAS

Miranda alertó que el consumo de alcohol trae una serie de consecuencias tales como la intoxicación, gastritis, ulcera, hemorragias, cáncer de boca, estomago, cirrosis hepática, pancreatitis, hipertensión, infarto, arritmias cardíacas, adicción, alucinaciones, psicosis, trastornos de memoria, hemorragia cerebral, malformaciones congénitas y depresión.

En ese marco, mencionó que aparte de traer consecuencias físicas trae consigo consecuencias sociales como la desintegración familiar, exclusión social, discriminación, abandono del alcohólico en sí como de su entorno, entre otros.

Tratándose del consumo de metanol, los efectos inician entre los 30 minutos y las 72 horas después de haberlo consumido, al comienzo podría confundirse con una borrachera, pero puede ocasionar algo de mayor gravedad presentando alteraciones visuales que pueden ir desde una visión borrosa hasta una ceguera temporal o permanente.

Entre mareos, dolor de cabeza, convulsiones, se puede llegar a una situación que puede evolucionar hasta el estado de coma.

DECOMISOS

Según información de la Intendencia Municipal de la ciudad de La Paz en un total de 42 operativos de control de venta de bebidas alcohólicas en tiendas de barrio, bares, whiskerías, restaurantes, hoteles, alojamientos, y vía pública, sólo en el mes de agosto se decomisaron 51.859 bebidas alcohólicas entre cervezas, bebidas adulteradas, vencidas y hasta re fechadas.

La entidad reguladora y de control de venta de alcohol recomienda que al momento de comprar bebidas alcohólicas se verifique el registro sanitario, que el envase este sellado para descartar la introducción de algún otro relleno, además de revisar la fecha de vencimiento para evitar consecuencias irreversibles en la salud de los consumidores.