Joven eximida en caso pareja: “Me merezco una disculpa”

“Una disculpa pública creo que me merezco, igual para mi familia para que estén tranquilos”. Eso pidió la joven Jhoselin Katya Quisbert, de 23 años de edad, quien fue la primera detenida por el caso Bellott Cañisaire pero después se evidenció que no tenía vínculos con el crimen.

La muchacha, residente en Oruro, fue liberada de culpa en el proceso penal que la Fiscalía llevaba en su contra, por el delito de trata y tráfico. Este jueves se realizó su audiencia en La Paz, donde se confirmó su sobreseimiento.

La joven fue detenida porque en un teléfono celular registrado a su nombre se activó un SIM Card con el numero de Jesús Cañisaire. La Fiscalía la acusó y el 12 de enero la justicia le impuso detención domiciliaria, medida que quedó sin efecto este jueves.

La joven explicó en su descargo que el celular le fue robado a su prima en una discoteca de La Paz y que no se reportó la sustracción. Ella aseguró que registró el teléfono a su nombre porque su prima vive en España y sólo estaba de visita en Bolivia.

“Lo que pasó fue que el celular no era mío, sino de mi prima quien llegó de España y por hacerle el favor lo registré a mi nombre. Y a ella le robaron el celular y no lo reportamos, ese fue el único error que cometí”, expresó.

Se hicieron las investigaciones y se estableció que Jhoselin no tenía nada que ver en el caso, puesto que Jesús Cañisaire y Carla Bellot habían sido asesinados en una vivienda de la ciudad de La Paz, por los hermanos León Fernández.

La joven lamentó que durante el tiempo de investigación haya estado en celdas judiciales y después con detención domiciliaria, con la constante angustia de haber sido involucrada en un crimen que no cometió.

Señaló que ella y su familia fueron muy dañados por esta situación.

Aseguró que ella era la mejor estudiante de su colegio y está por terminar la carrera de Ingeniería Electrónica.

Jhoselin dijo que se merece una disculpa y que el Ministerio Público informe que ella no está involucrada en el macabro crimen contra la pareja. Quiere que esa aclaración salga de la boca de un fiscal.

Su abogado pidió que se disculpe el fiscal general Ramiro Guerrero, puesto que él fue quien primero dio la información de que la residente en Oruro había sido detenida, acusándola de haber tenido el celular de Jesús en su poder.

Fuente: Erbol