Hombre de 28 viola a una adolescente de 16 años y le da 100 bolivianos para que aborte

Una adolescente de 16 años fue trasladada a un alojamiento con engaños por un hombre de 28 años, quien la violó, embarazó y luego quiso enmendar el delito pagando a la víctima 100 bolivianos.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcc), Luis Choque, informó ayer que el abuso sexual se produjo en enero pasado en el municipio de Quillacollo.

Tres meses después, al verse embarazada, la menor fue a buscar al hombre para informarle de su situación y el irresponsable le propuso que acuda a un hospital y se someta a un aborto, para lo cual le entregó 100 bolivianos.

La adolescente rechazó abortar a su bebé e informó a sus padres que había sido violada y que producto de ese vejamen sexual se encontraba con cinco meses de embarazo.

La madre acudió al domicilio del agresor a reclamarle por el daño ocasionado a su hija, pero paradójicamente, este amenazó a la madre de la chica y aseguró que ella quiso mantener relaciones sexuales y que a él no podían hacerle nada, ya que tenía influyentes abogados que lo defenderían.

Ante la actitud del agresor que se niega a asumir su responsabilidad, la adolescente decidió denunciar la violación a las autoridades para que el hombre sea apresado y responda por el daño que le ocasionó.

La policía acudió a la vivienda del sindicado, pero este no fue habido y se presume que se dio a la fuga. El caso fue remitido al Ministerio Público con el fin de que se emita una orden de aprehensión contra el acusado de violación.

El agresor había conocido a la adolescente por el internet, la invitó a salir para conocerse y entre ambos fijaron la plaza Bolívar de Quillacollo como punto de encuentro. Allí, con argucias, el malvado hombre convenció a la menor para ir a un alojamiento, donde la sedujo y luego la viola.

Según la declaración de la víctima, después del vejamen sexual, el agresor tomó contactó con ella, a través de las redes sociales, durante tres meses, pero esporádicamente.

Es a través del Facebook que la Policía averigua datos sobre el domicilio del denunciado para poder aprehenderlo, pero al conocer que había una querella en su contra desapareció.

Después de cometer el delito, el hombre le dio Bs 100 a la muchacha para que no lo denuncie.