Hijo de jefa de Migración está en Bolivia, es buscado por Interpol

Desde 2014 que hay un requerimiento para la captura de Ortiz por una violación en EEUU. En tres años las autoridades bolivianas al parecer no actuaron.

El hijo de la directora nacional de Migración es buscado por la Interpol desde 2014, el mismo tiempo que él lleva en Bolivia. Se lo investiga en Estados Unidos por una violación ocurrida en 2013. Su madre aseguró que el joven ingresó de forma legal al país y que nunca se notificó a su despacho sobre esta búsqueda.
 El senador opositor Arturo Murillo fue quien sacó a la luz este hecho. Él denunció que se encubrió a Nicolás Ortiz, de 23 años, debido a que “pese a que era buscado   entró al país como si nada”. No obstante, según Cosset Estenssoro, su hijo entró a Bolivia antes de que la Organización Internacional de Policía Criminal lo marcara con una notificación roja (alerta de alta prioridad).
El joven fue sindicado de “violación a víctima inconsciente” en Peters Township (Pensilvania), en diciembre de 2013. Según Estenssoro él salió de EEUU cumpliendo todos los requisitos legales, “sin evadir controles migratorios”, y el 25 de junio de 2014 llegó al Aeropuerto Internacional de El Alto.
Pero una publicación de un medio estadounidense señala que el sindicado debía presentarse a una audiencia en el condado de Washington el 17 de octubre de 2014. Como no se presentó el juez emitió una orden de arresto en su contra. La fiscal asignada al caso, Kristin Clingerman, informó entonces que  al parecer Ortiz “huyó” a Bolivia.
 Ahora sus datos y fotografía figuran en la página web de Interpol donde se lee: “Requerido por las autoridades judiciales de Estados Unidos”.
  La Policía Internacional explica que la notificación roja significa que la persona es requerida por la justicia de un país miembro. El propósito de hacerlo público es que las instituciones policiales  estén al tanto de esto, detengan y extraditen a la persona buscada. Sin embargo, se aclara que la decisión del arresto y la extradición depende del país en el que se encuentre el sindicado. “Cada país miembro decide qué valor legal dar a una notificación roja dentro sus fronteras”.
Estenssoro dijo que la Embajada de Estados Unidos sabe que Ortiz está en Bolivia y que desde aquí sigue su proceso legal. “Desde Bolivia sigue el proceso que aún no tiene sentencia. No hay ningún encubrimiento en esto”.
La autoridad añadió que el senador Murillo “es un canalla que mella la dignidad de las personas, de un joven que no tiene nada que ver en la política y que comienza su vida estudiando y trabajando. Yo soy transparente, pueden investigar lo que quieran que no tengo nada que encubrir”.
 Tras leer un comunicado, la directora  no aceptó preguntas de la prensa para aclarar cómo  fue que Migración no sabía de la notificación a la Interpol.

Senador pide la captura del sindicado y la destitución de Estenssoro

El senador Arturo Murillo pidió a Interpol se active las acciones necesarias para capturar a Nicolás Ortiz, buscado desde  2014 y cuya presencia en Bolivia fue confirmada.
“Con esta información sobre la ubicación de la persona requerida solicito se active dentro sus atribuciones legales las acciones de captura de dicho ciudadano”, se lee en una nota enviada por el legislador a la Dirección de Interpol en Bolivia.
Al mismo tiempo envió otra nota al  ministro de Gobierno, Carlos Romero, en la que se pide la destitución de la directora nacional de Migración y una investigación sobre lo que ocurrió con este caso. “Me veo imposibilitado de enviar una petición de informe escrito a su autoridad sobre este tema porque la misma sería respondida por la autoridad que denuncio”.
En opinión del senador ni Migración ni Interpol-Bolivia “están funcionando” ya que es incomprensible cómo después de tres años Ortiz continúa como buscado (con la notificación roja) cuando lleva ese mismo tiempo en el país “de forma legal”, según confirmó su madre, Cosset Estenssoro. Esto indicaría que desde 2014 ninguna de las dos instituciones, que se suponen deben mantener una constante comunicación, compartió información sobre el joven procesado por violación sexual.
Murillo añadió que  su denuncia no es contra un caso aislado. “Podemos entender que en su condición de madre la directora encubriera a su hijo, pero lo que nos preocupa es que esto no es aislado, se repite y hay antecedentes de hechos similares”.
Hizo referencia al caso del padre del exviceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, quien era buscado por Interpol pero  al parecer no sabía ni el Gobierno ni la Policía. También recordó que un juez liberó a un brasileño que participó en el atraco a Eurochronos, juez casado con la directora jurídica de Migración.
Fuente: Pagina Siete