Gobierno compró más de 5 mil televisores a una firma chilena

El contrato fue firmado sin ningún reparo sobre la radicatoria de la empresa, mientras en política medios y opositores son tildados de ser “prochilenos”.

El Ministerio de Comunicación adquirió más de 5.000 televisores de 50 pulgadas de una empresa chilena como parte del Programa Nacional de Telecomunicaciones de Inclusión Social (PRONTIS), según documentos a los que accedió Página Siete.

En cuestión de negocios y provisión de servicios, el discurso “antichileno” que profesa el Gobierno contra opositores y medios de comunicación  parece que no tiene tanta relevancia como en política.

De hecho, el ministro de Defensa Reymi Ferreira fue vetado de ingresar al vecino país después de que publicó en su muro de Facebook un mensaje que llama a no consumir productos chilenos porque son de contrabando.

La minuta de contrato MINCOM-DGAJ-UGJ N° 134/2016 indica que la empresa Samsung Electronics Chile Limitada, que tiene sus oficinas centrales en la región metropolitana de Santiago, proveerá 5.587 televisores al Ministerio de Comunicación en dos entregas, la primera hasta el 11 de noviembre de 2016 (2.800 unidades) y la segunda hasta el 7 de diciembre de 2016 (2.787 unidades).

No obstante, el contrato fue modificado por lo que la primera entrega se retrasó 10 días (21 de noviembre) y la segunda entrega mantuvo la fecha del 7 de diciembre, según los documentos.

En la minuta de contrato se indica que “el proveedor (Samsung Electronics Chile Limitada) se compromete y obliga a proveer 5.587 televisores dando cumplimiento a las normas, condiciones, precio, dimensiones, regulaciones, obligaciones, especificaciones, tiempo de entrega, características técnicas establecidas en los documentos de contrato”.

El monto de contrato alcanza a  2.458.280 dólares, es decir que cada televisor tendría un costo promedio de 440 dólares, según establece la minuta. Este monto fue pagado vía carta de crédito a través del Banco Central de Bolivia a la cuenta de Samsung Electronics Chile en el Banco de Chile.

Los aparatos deberían ser de tecnología LED, 50 pulgadas  y tener algunas características como el Full HD (alta definición), dos puertos USB 2.0, dos conexiones HDMI y otras.

Documentos a los que tuvo acceso este medio dan cuenta de que un primer lote de 2.809 televisores fue recibido el 28 de diciembre de 2016.

Fuente: Página Siete