Evo amenaza con expulsar de Bolivia al Encargado de Negocios de EEUU

El Jefe de Estado aseguró que la Embajada de EEUU planificó las estrategias de ataque contra su Gobierno mediante denuncias de corrupción y narcotráfico.

El presidente Evo Morales anunció este martes que no le temblará la mano para expulsar de Bolivia al Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Peter Brennan, si continúa “conspirando” contra su Gobierno.

“Quiero que sepa el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, si sigue conspirando, si sigue financiando a la derecha, si sigue planificando para una conspiración, no me temblaría la mano para expulsarlo (…) porque somos dignos, somos un país con soberanía, nos hemos liberado”, aseveró Morales, en un acto público realizado en Llallagua.

El Jefe de Estado aseguró que la Embajada de Estados Unidos en Bolivia ha planificado las estrategias de ataque contra el actual Gobierno y la denominada “revolución democrática cultural” mediante denuncias de corrupción y narcotráfico.

“La derecha no tiene idea de cómo atacarnos y quién se lo preparó para que nos ataquen (fue) la Embajada de Estados Unidos”, agregó la autoridad.

En septiembre de 2008, el gobierno de Morales expulsó al entonces embajador norteamericano, Philip Goldberg, y casi de inmediato la administración estadounidense también respondió con la misma medida echando de Washington al embajador boliviano Gustavo Guzmán.

En agosto de este año, Brennan dijo a ANF: “no puedo entender cómo algunos líderes de la izquierda, incluso, pueden defender a un gobierno militar que está matando a gente en las calles (de Venezuela), que eran cosas del pasado de América Latina, y cómo pueden defender un Gobierno dictatorial, como lo han dicho varios de los presidentes de la región”.

Esas expresiones surgieron mientras Morales respaldaba públicamente el gobierno venezolano de Nicolás Maduro en medio de violentas protestas sociales en ese país.

Luego Brennan fue convocado a la Cancillería y remarcó que no tiene ningún interés de interferir en asuntos internos de Bolivia.