Evo adelanta regreso de Costa Rica después de ser increpado

Asistió a la posesión de Carlos Alvarado y fue aplaudido, pero al llegar al Teatro Nacional fue cuestionado en medio de un tumulto.

El presidente Evo Morales  adelantó sorpresivamente su salida ayer de Costa Rica. Según el portal de La Nación, un tumulto de personas le impidió ingresar al Teatro Nacional para asistir al agasajo ofrecido por el presidente de ese país, Carlos Alvarado, a los invitados que acudieron a su traspaso de poder.

La ceremonia de cambio de mando se llevó adelante bajo estrictas medidas de seguridad. Incluso, el portal del canal de televisión Repretel mostró a un Evo Morales aplaudido por las personas que se encontraban en las puertas. Luego, el presidente del país fue trasladado en vehículo desde la Plaza de la Democracia hasta las inmediaciones del Teatro Nacional.

Al llegar al lugar, a las 12:15, Morales no bajó de la vagoneta ante la gran cantidad de curiosos que aprovecharon la escasa presencia policial. El coche se quedó por “varios minutos estacionado”, según La Nación. Algunas personas, espontáneamente, se acercaron y comenzaron a decirle que se bajara. “No tenga miedo, no está en Venezuela”, le gritó uno de ellos. Otro de los asistentes, con una bandera de Nicaragua, le gritó: “Evo, Bolivia te quiere afuera, dictador”, agregó el portal.

En forma inesperada, el carro partió con rumbo desconocido. A las 12:34, la Oficina de Prensa de la Cancillería de Costa Rica confirmó que Morales se dirigió al aeropuerto internacional Juan Santamaría para adelantar el regreso a Bolivia. Según la agenda, Morales debía reunirse con el presidente Carlos Alvarado en el Teatro Nacional. La Nación detalló que su llegada era esperada hasta por los abanderados del Colegio Saint Francis, ellos comentaban su deseo de verlo.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, rechazó que se hubiese presentado algún incidente o amenaza contra el Presidente de Bolivia. Atribuyó el gran cúmulo de personas a un rasgo típico de la idiosincracia costarricense de querer acercarse para ver observar este tipo de actividades.

“Esencialmente, la seguridad del señor Presidente de Bolivia consideró que era inseguro el acceso por la cantidad de personas y decidió retirarse”, aseveró. El canciller, Fernando Huanacuni, negó que la salida de Morales obedeciera a fallas de seguridad. Sostuvo que la idea del mandatario era atender a los actos protocolarios centrales del traspaso y que, aunque quería quedarse, debió salir para atender “temas emergentes” en Bolivia.

Fuente: Página Siete

Yajuy Noticias de Bolivia Evo adelanta regreso de Costa Rica después de ser increpado