Dos mujeres fueron víctimas de violación sexual por parte de dos taxistas en diferentes circunstancias

Dos mujeres, en estado de ebriedad, fueron víctimas de violación sexual por parte de dos taxistas en diferentes circunstancias suscitadas en el departamento de Cochabamba.

El primer caso ocurrió el pasado domingo en la zona sur de la ciudad de Cochabamba, donde un taxista, aprovechando que su pasajera se hallaba borracha e inconsciente, la llevó a un motel para vejarla sexualmente.

Según el relato de la víctima, ese día ella fue a compartir bebidas alcohólicas con unos amigos a un local ubicado en la avenida Capitán Víctor Ustariz. Después de unas horas decidió retornar a su vivienda, para ello tomó un taxi.

La joven, que estudia repostería en un instituto, se subió al asiento trasero del taxi y le pidió al chofer que la llevará a su domicilio en la zona de K’ara K’ara. En el trayecto, la muchacha, debido a su borrachera, se durmió, situación que fue aprovechada por el conductor para desviarse de camino y dirigirse a un motel donde la violó.

Tras cometer el vejamen, el chofer llevó a la mujer hasta su destino donde la abandonó. La víctima, tras recobrar el conocimiento, caminó hasta su vivienda, donde se percató que no llevaba su ropa interior puesta y que sus partes íntimas le dolían, por lo que dedujo que fue violada.

Lo que recuerda la mujer es que tomó un taxi color blanco y que despertó en la calle.

SEGUNDA VIOLACIÓN

El otro caso, casi similar al primero, sucedió en el municipio de Colcapirhua, la víctima una joven de 21 años y el agresor un taxista, cuya identidad se desconoce. El degenerado no solo vejó sexualmente a su víctima, sino que también le robó el dinero que traía y su teléfono celular, para luego dejarla abandona en un lote baldío y darse a la fuga con rumbo desconocido.

De acuerdo con la denuncia presentada ayer en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), la víctima asistió el domingo a una recepción social en el municipio de Quillacollo donde consumido bebidas alcohólicas. Al sentirse mareada por los tragos que degustó y viendo que era medianoche decidió retirarse del local y retornar a su casa.

La joven tomó un taxi en la plaza Bolívar de Quillacollo y pidió al chofer que la traslade a su domicilio, ubicado en la  avenida Siglo XX, al sur de la ciudad de Cochabamba. En el trayecto la mujer, debido a su embriaguez, se quedó profundamente dormida.

El conductor, al advertir el estado de inconciencia de la pasajera, desvió su camino en el municipio de Colcapirhua y se metió en un lote baldío de la zona de Chijllahuri, donde la bajó del vehículo y procedió a violarla.

La víctima, tras recuperar la conciencia, tuvo que caminar varias cuadras para ubicarse dónde estaba y acudir a un puesto policial para pedir ayuda.

Yajuy Noticias de Bolivia Dos mujeres fueron víctimas de violación sexual por parte de dos taxistas en diferentes circunstancias