Diputada oficialista propone redactar nueva ley de imprenta

La diputada  Valeria Silva (MAS) planteó la redacción de una nueva ley de imprenta porque, según dijo, la actual es obsoleta y no otorga a los periodistas todas las garantías para que ejerzan la profesión.
Los dirigentes del periodismo afirman que los gobiernos siempre buscaron reemplazar la Ley de Imprenta con el objetivo de tener dominio sobre los medios de comunicación y periodistas.
La propuesta de Silva surge  luego de la polémica que generó el artículo 200 del proyecto del Nuevo Código Penal, que plantea sancionar con reparación económica a todo profesional, incluidos los periodistas,  por una “mala práctica” que cause daños en la salud o en la integridad física   de otra persona.
“Es tiempo, con los periodistas, legisladores de oficialismo, oposición y la población,  que se trabaje una norma actualizada. La Ley de Imprenta hoy en día no da todas las garantías a los periodistas (…), construyamos una nueva normativa a este respecto, la comunicación está absolutamente evolucionada”, dijo Silva en entrevista con  radio ERBOL.
Ante esa sugerencia,  el director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), Franz Chávez, sostuvo que desde hace dos décadas los políticos de izquierda y derecha proponen modificar o reemplazar la Ley de Imprenta,  pero esa posición alineada a intereses partidarios termina desvirtuando sus propuestas.
“Una ley debe perdurar en el tiempo y su contenido debe beneficiar a todos los ciudadanos viviendo en democracia, esa es una condición imprescindible. Sin ello, toda propuesta termina siendo un intento de ejercer dominio de la prensa y periodistas para objetivos de un partido”, manifestó Chávez.
En la misma línea, Pedro Glasinovic, exdirigente de la prensa, manifestó que “todos los gobiernos quieren controlar los medios de comunicación y lo van a seguir haciendo, seguro redactando artículos en las leyes como lo hicieron en la Ley de Racismo y Lucha Contra la Discriminación pues, en la que están  dos artículos que atentan contra la libertad de expresión”.
Sin embargo, Silva insiste y asegura que se debe abrir un debate con diferentes actores porque “la comunicación está absolutamente evolucionada, existe la inmediatez. Incluso las relaciones laborales de los periodistas con los propietarios de los medios de comunicación ya no son  como cuando se aprobó la Ley de Imprenta”.
El periodista Andrés Gómez Vela dijo que el Gobierno del MAS busca penalizar el trabajo de la prensa porque no logró dominar  a la totalidad de los medios de comunicación.
“Antes de  2012,  el presidente Evo Morales se quejaba de los medios de comunicación y en una entrevista reciente con El Deber dice que tiene al 90%. Le preocupa al Gobierno ese 10%  porque muestra un periodismo de calidad y la ciudadanía ahí se da cuenta quién miente. La gente no es tonta”, indicó.
Intento de  reforma
  • Trabajo  El 28 de septiembre de 2010, el presidente Evo Morales reconoció como vigente la Ley de Imprenta y negó cualquier intento de su gobierno de anular esa norma que regula el trabajo de la prensa en Bolivia desde 1925. “Los periodistas deben decidir si es importante mejorar la Ley de Imprenta”, dijo el Mandatario. Pero en menos de cuatro meses la posición del oficialismo cambió y el miércoles 5 de enero de 2011, la ministra de Justicia, Nilda Copa, anunció la promulgación de una denominada “Ley de Medios” para “reemplazar” a la Ley de Imprenta.