Desde 2006, Bolivia usa más herbicidas

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la importación de herbicidas en el país pasó de $us 32.808.500 en 2006 a $us 71.537.922 en 2016. Estas compras van dirigidas, principalmente, a la agricultura de pequeños productores y la agroindustria.

Dentro de la referida partida se encuentra el herbicida glifosato, cuyas consecuencias para la salud humana fueron puestas en discusión este fin de semana.

Una explicación sobre el aumento de herbicidas para la agricultura es que al haber semillas transgénicas en la siembra, el uso de glifosato, que se incluye en los herbicidas, se incrementó, debido a que la dosis ya no es suficiente para matar a la mala hierba, porque a su vez aquella crea resistencia al acciones de los agroquímicos

La explicación fue proporcionada por Miguel Crespo, director de la ONG, Probioma, quien ofreció una exposición la semana pasada en la Facultad de Economía de la Universidad Pública de El Alto, (UPEA). En la oportunidad, Crespo se refirió al tema alimentario con cultivos orgánicos y la riqueza que tiene Bolivia en esta materia.

En su exposición, informó que las malezas resistentes a los herbicidas aumentaron considerablemente a nivel mundial entre 1950 a 1969, a 85 especies y entre 2010 a 2015.

NORMATIVA

Dijo que el uso del herbicida glifosato se reduce en el mundo, además que tiene normas de uso, pero en Bolivia la normativa no está clara al respecto, pero que la Constitución Política del Estado prohíbe el uso de biológicos sintéticos y prioriza la alimentación orgánica.

“Han llegado a indicar que el uso permanente de ese herbicida podría dañar la salud humana hasta causar cáncer”, sostuvo. Al respecto los defensores de la aplicación de agroquímicos señalaron que no tiene un efecto negativo, y es por ello que su uso va en aumento a nivel internacional.

VOLÚMENES

De acuerdo con la información del INE, los años que más se compró herbicidas en el país, y que incluye al glifosato fueron entre 2014 y 2015. En cuanto a los volúmenes, la cifra también se duplicó al igual que los valores importados. En el período 2006-2016, aquellos se elevaron de 12 a 25 millones de kilogramos.

DATOS

1.- Los cultivos de soya en Santa Cruz utilizan glifosato en razón a que la semilla es transgénica resistente al herbicida. 99.9% se produce con semilla modificada.

2.- La productividad en los cultivos es de 2 toneladas por hectárea, menor al del Brasil que es 5 t/h.

3.- Este año la extensión sembrada podría llegar al millón de hectáreas

4.- Las zonas de mayor producción de la oleaginosa es el este, llamada de expansión y el norte integrado.