Cae supuesto narco vinculado a un equipo de fútbol cruceño

Pablo Ramos era buscado por legitimación de ganancias ilícitas y narcotráfico, pero fue detenido por no pagar pensiones.

La Fiscalía de Sustancias Controladas determinó ayer la aprehensión de Pablo Ramos Lima, presidente del club Real América. Él y  su esposa Yesenia López fueron imputados   en enero de este año por legitimación de ganancias ilícitas y transporte de sustancias controladas.
Ayer,  el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Santa Cruz, Javier Maldonado, informó que Ramos y López estaban siendo investigados porque, el pasado 14 de agosto de 2014, se encontró en la camioneta de López, a través de un microaspirado, rastros de cocaína.
Poco después,  los agentes antinarcóticos iniciaron un proceso en contra de la pareja, que se dio a la fuga y fue declarada rebelde por las autoridades.
El pasado 18 de octubre, por  una orden de aprehensión, detuvieron a Ramos debido a una deuda de asistencia familiar.
Una vez en la cárcel la Policía revisó sus antecedentes y la Fiscalía lo presentó ante un juez cautelar, que ordenó su detención preventiva por los presuntos delitos relacionados con el narcotráfico. Él y su esposa , Yesenia López, fueron declarados rebeldes en abril y desde esa fecha existe una orden de aprehensión en su contra.
Maldonado explicó  que con esta operación se afectó el patrimonio de la banda con un monto de 480.489 dólares, pero el proceso de investigación continua.
 Añadió que en  junio de 2014 se inició una  indagación por legitimación de ganancias ilícitas, en la que  se descubrió  una empresa fachada de nombre Catering Yesenia López Sánchez.
Maldonado sostuvo  que la investigación está abierta y que los agentes especializados rastrearán  los movimientos económicos de Ramos y su esposa para identificar los posibles vínculos  con alguna organización del narcotráfico.
 Pablo Ramos, presidente del club Real América, de la Asociación Cruceña de Fútbol, también fue candidato a diputado plurinominal del MAS por Santa Cruz. Fue retirado en mayo de 2014 por su prontuario ligado al tráfico de drogas.
El 14 de marzo de ese año Ramos y López fueron aprehendidos transportando,  en una camioneta,  14 gramos de cocaína y cuatro gramos de marihuana, con 1.8450 bolivianos y  350 dólares. Cuatro días después, el  18 de marzo de  2014, la jueza octavo de Instrucción en lo Penal  ordenó la libertad para ambos.
Meses después, en una investigación de legitimación de ganancias ilícitas se descubrió  la empresa fachada, propiedad de López.
En enero de este año las autoridades del Ministerio Público los imputaron  por los delitos de  legitimación de ganancias ilícitas y tráfico de sustancias controladas. Los declararon rebeldes en abril porque debían  presentarse ante el juzgado y firmar pero, de acuerdo con  Maldonado,  no lo hicieron.
Fuente: Pagina Siete