Cae la gerente del Unión y Evo anuncia más despidos

Al menos cinco gerentes de la financiera estatal serán removidos de sus cargos, entre ellos el gerente de Riesgos, por la pérdida de 37,6 millones de bolivianos.

Marcia Villarroel Gonzales fue destituida ayer por el presidente Evo Morales del cargo de gerente general del Banco Unión, 26 días después de detectarse el desfalco de 37,6 millones de bolivianos que sufrió la institución financiera del Estado.
“Nos hemos tardado un poco (en la designación) porque no es sencillo conseguir hombres y mujeres comprometidos y, además de eso, con mucha experiencia para administrar uno de los bancos más grandes de Bolivia, como es el Banco Unión”, declaró el Presidente, al momento de anunciar a Rolando Marín Ibáñez para ocupar el principal cargo de la institución.
“Lamento mucho el robo al Banco Unión, no compartimos. Tal vez, exceso de confianza por parte nuestra a nuestros profesionales, para que puedan administrar los recursos económicos del pueblo. En nuestra gestión como Gobierno, sea desfalco, sea robo, sea corrupción, no se perdona”, advirtió Morales.
Durante la gestión de Villarroel, que ocupó el cargo desde 2007 por invitación del Directorio,  el Banco Unión sufrió la pérdida de 37,6 millones de bolivianos, un delito que fue perpetrado por Juan Pari Mamani -quien era el jefe de Operaciones de la institución, en la sucursal de la localidad de Batallas-, en complicidad con otras personas que ahora son investigadas.
“He  pedido a Rolando Marín, que conjuntamente con el Banco Central y otras autoridades, trabajar para cambiar varias gerencias del Banco Unión, como al gerente de Riesgos, de Contabilidad. Por lo menos cuatro a cinco gerencias se va a cambiar, para que las autoridades sepan que se presta buen servicio al pueblo boliviano”, dijo el Mandatario.
El nuevo gerente de la institución financiera iniciará su administración con la instrucción de cambiar a la cantidad de ejecutivos sugerida por Morales. Los funcionarios despedidos “serán investigados por el bien del Banco Unión”, indicó Morales.
El miércoles 27 de septiembre, Villarroel confirmó que el banco del cual era gerente había sufrido el robo de 490 mil bolivianos, una cifra que días después rectificó, al precisar que el daño económico causado a la financiera  llegaba a los 37,6 millones de bolivianos, que fueron tomados por el exjefe de Operaciones de Batallas, en el transcurso de por lo menos 10 meses.
Por el mismo caso, el viernes 6 de octubre, el gerente nacional de Operaciones del Banco Unión, José Luis Quiroz Tamayo, fue destituido de su cargo por la entonces gerente general Villarroel, debido al “presunto incumplimiento de deberes”, relacionado al millonario desfalco que se produjo en Batallas.
“En el caso de bancos, no es la primera vez, nos hemos informado que en algunos bancos privados ha habido esta clase de desfalco. Lamentablemente, no todos los funcionarios, sea del banco privado o del Estado, pueden tener una mirada, una consciencia sobre todo de servir mejor al pueblo boliviano. Cualquier acto de corrupción o robo o desfalco será duramente sancionado”, afirmó Morales.
Asimismo, agregó que “cualquier funcionario o servidor (público), si está pensando cómo robar o el desfalco o corrupción de las instituciones del Estado, están totalmente equivocados. Pensarán que se beneficiarán, (que) se les va a perdonar. No hay ningún perdón para gente que roba al pueblo, para gente que se corrompe con la  plata del pueblo”, sostuvo el Jefe de Estado, durante la conferencia de prensa que se realizó en  Palacio de Gobierno.
El 6 de octubre, cuando Villarroel aún permanecía  en el cargo, anunció la destitución del gerente nacional de operaciones, José Luis Quiroz.
 Además, mencionó que   hay 18 personas presuntamente implicadas, de las cuales, 13 ya fueron   denunciadas a la Fiscalía para que puedan entrar al proceso y puedan investigarlas para determinar su grado de responsabilidad en el caso.
Rolando Marín, nuevo ejecutivo, tiene $us 10.560 de patrimonio
Rolando Marín Ibáñez asumió desde ayer la gerencia general del Banco Unión, en reemplazo de Marcia Villarroel.
 “(..) a efecto de dar continuidad a las operaciones del banco se designa a Rolando  Marín como gerente general. Hay que precisar que para la designación se  verificó la no existencia de incompatibilidades para el ejercicio del cargo previsto en la Ley de Servicios Financieros, así como el cumplimiento de los requisitos previstos en el artículo 59 del estatuto orgánico”, sostuvo Diego Pérez, presidente del Directorio.
Marín cuenta con un patrimonio de 73.500 bolivianos (10.560  dólares), de acuerdo con el informe de la Contraloría General del Estado. Villarroel tenía 5,6 millones de bolivianos de patrimonio, declaró en junio de 2016.
El nuevo gerente es economista  con estudios de pregrado en la UMSA y postgrado en Población y Desarrollo en la CEPAL.  Tiene maestría en Derecho Económico. Fue director secretario del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) de mayo  2016 a la fecha; fue vicepresidente y miembro del Directorio del Banco Central de Bolivia (2007-2014).
El senador de UD Óscar Ortiz afirmó que el cambio es una medida tardía, pero necesaria e imprescindible. “Le pido al Presidente (Evo Morales)  que dé un informe y tome medidas sobre el Directorio del banco. Me pregunto, ¿qué responsabilidad han tenido ellos?”, dijo.

El banco entregó una lista con 18 sospechosos

 

El fiscal Erlan Almanza, que es parte de la comisión de fiscales que investiga el desfalco al Banco Unión, indicó ayer que la institución financiera remitió al Ministerio Público una lista de 18 personas presuntamente involucradas en el desvío de 37,6 millones de bolivianos.
“El Banco Unión ha presentado una lista de 18 personas, de las cuales estaremos viendo su probidad,  su participación; todo eso lo está analizando la comisión de fiscales”, explicó el fiscal.
Por el millonario desfalco se sabe que hay al menos 30 personas que están siendo investigadas por la comisión del delito; de estas, 18 eran funcionarias de la institución financiera estatal.
Con relación a los 10 millones de bolivianos que se habrían recuperado del desfalco, Almanza indicó que ese es el valor que arrojó una auditoría.

“Esa auditoría  se ha realizado de acuerdo con todos los informes, auditorías internas del banco y lo que se está recuperando entre vehículos e inmuebles. Posterior a lo que se tenga, se va a poder ver la cuantificación de lo que se ha recuperado”, aseguró la autoridad judicial.

imagen
Fuente: Pagina Siete