Banco Unión desvincula a otros tres altos ejecutivos tras el caso desfalco

Rodaron otras tres cabezas en el Banco Unión. El flamante gerente general de la entidad financiera, Rolando Marín, informó este miércoles que tres altos funcionarios fueron destituidos en el marco de un plan de contingencia para subsanar las deficiencias que derivaron en un desfalco millonario.

Según Marín, los tres destituidos son el Gerente de Gestión Integral de Riesgos, la Gerente de Auditoría Interna, y el subgerente Nacional de Gestión de Talento Humano.

Asimismo, se procedió a la presentación de los tres sustitutos: Osvaldo Nina como Gerente de Gestión Integral de Riesgos, Emilio Colque como Gerente Nacional de Auditoría Interna, y Ricardo Pinal como Subgerente Nacional de Talento Humano.

Anteriormente otros dos ejecutivos fueron cesados tras el caso del desfalco: José Luis Quiroz, quien era Gerente de Operaciones, y Marcia Villarroel que ejercía el cargo de Gerente General.

El Banco Unión está bajo la lupa después del desfalco de 37 millones de bolivianos que sufrió de parte  de su exfuncionario de la agencia de Batallas, Juan Franz Pari Mamani, quien ahora está detenido preventivamente.

“En la nueva administración tenemos una clara misión, un mandato que es de fortalecer y en lo posible modernizar las actividades que se lleven a cabo en adelante, con el fin de eliminar, si se pueden, o reducir en lo posible todos los elementos de riesgo que nos han llevado a una situación difícil en estas últimas semanas”, dijo Marín.

El gerente aseguró que, después de hacer una revisión de los indicadores, el Banco Unión sigue con un funcionamiento normal con una cartera de crédito superior a 2.100 millones de dólares, situándose como la segunda entidad financiera en la economía nacional.

En el acto de posesión de las nuevas autoridades estuvo presente el Ministro de la Presidencia, René Martínez, como representante del Estado, que es el accionista mayoritario del Banco Unión.

Martínez instó a actuar con la mayor drasticidad con aquellos que tengan responsabilidad por los hechos irregulares y pidió a la nueva administración que cumpla con el plan de contingencia y otorgue confianza a los usuarios.

“Apelando a la profesionalidad con la que se está muniendo ahora con recursos humanos a través de las distintas gerencias, esperemos de que en corto plazo estas contingencias puedan tener resultados positivos”, señaló.