Acusado del Banco Union: Saqué la plata de la bóveda en mi cuerpo

El involucrado al menos hizo dos sociedades, con un rent a car y abrió un programa televisivo; otro monto lo regaló en autos, dio préstamos y otros negocios.

El exjefe de operaciones del Banco Unión, agencia Batallas (La Paz), Juan Pari, reveló que sustrajo  el dinero de la bóveda de la financiera estatal y lo sacaba en su cuerpo, con el fin de evadir el control que hacían los policías.
“Primero, el dinero lo sacaba de la bóveda de la agencia de Batallas, lo sacaba en mi cuerpo y lo acomodaba para que nadie se dé cuenta y es ahí donde difícilmente pueda resguardar el dinero en bolsas, porque los policías tienen el rol de revisar”, consta en el acta de declaración del caso LPZ1711474, cuando se le preguntó a Juan Pari sobre cómo sacó los montos de dinero del banco.
 Ante la consulta de  si los policías realizaban el cacheo (revisión del cuerpo), Pari Mamani respondió que “el cacheo solamente era de los bolsos, maletines y no en el cuerpo”.
Asimismo, aclaró que al momento de retirar el dinero ningún funcionario ni otra persona lo ayudaron  y que lo hacía siempre al final del día.
Actualmente, el exfuncionario guarda detención preventiva en la cárcel de Chonchocoro. Por el caso también se remitió a la cárcel a otras dos personas.
Según el documento oficial, de los 20  millones de bolivianos que logró hurtar entre diciembre de 2016 y agosto de 2017, el exfuncionario les dio varios destinos, entre ellos sociedades en Rent a Car Gott, empresa a la que destinó dos  millones de bolivianos.
Asimismo, el acusado gastó el dinero en la compra de al menos 10 vehículos, entre ellos  un Cadillac, Mercedes, Lexus, Toyota, Jaguar y otros, que están   ubicados en la zona Sur.
Por el caso se aprehendió al dueño del Rent a Car Gott, Juan Carlos Gott, a quien se lo imputó por los delitos de  enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, favorecimiento al enriquecimiento ilícito, en grado de autoría, y enriquecimiento ilícito en grado de complicidad.
También conformó otra sociedad con Miguel A.A., con quien compró equipos de comunicación de alta tecnología para un programa de televisión.
“Paralelamente se  tenía un proyecto de los dos, de abrir un canal de televisión. Fue con él (Miguel A. A.) que compartíamos a partes iguales el dinero, con los cuales también compré (dos vehículos) un Ford 2015 o  2016, posteriormente un Mazda 2017. Tengo entendido que él tiene un departamento en anticrético”, detalló.
Otro proyecto al que desvió los recursos, denominado lancha, para el cual se le pidió 15.000 dólares para el arreglo del motor y otros.
Agregó que  un vehículo Camaro, color plomo,  fue regalado a su hermano y un Mercedes de color negro a su expareja, y a su novia le prestó 30.000 bolivianos.
Aunque también aseguró que “ni su familia ni su exmujer tenían conocimiento sobre los movimientos ilícitos”.
 El principal involucrado  ocupaba el cargo de jefe de operaciones de la agencia en Batallas, donde estuvo  dos años. Aunque en el banco trabajaba desde 2011  en otras áreas.
Desde el 15 de agosto pasado era  gerente general de la empresa Saltcon SRL Servicios de Auditoría Legal Tributaria Contable, empresa que, según la Fiscalía, era una forma de lavar el dinero ilícito.
La pasada semana, la directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero, Lenny Valdivia, afirmó que en  el informe preliminar que el Banco Unión  le remitió, Juan Pari sólo hizo dos retiros contables en mayo  por un monto total de 490 mil bolivianos.
Pedirán informes a la ASFI, UIF y Banco Unión
El jefe de bancada de  Unidad Demócrata  en Diputados, Wilson Santamaría, anunció ayer  que solicitarán un informe oral a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) para que explique los controles que ejerce sobre el Banco Unión, en  el que el mayor accionista es el Estado.
Afirmó que la fiscalización también llegará a la Unidad de Investigaciones Financieras (IUF) y al propio Banco Unión, para que expliquen qué mecanismos de control tienen.
“Es inaudito que a cualquier ciudadano que realiza  transacciones financieras por 10.000 bolivianos, le pidan hasta el carnet de vacunas, pero cuando un funcionario saca 20.000 hasta medio millón de bolivianos por semana, no hay control”, cuestionó, según la Red ERBOL.
Agregó que la ASFI ya debía actuar y que  no corresponde que espere un informe de la entidad estatal, para luego explicar qué pasó.
Entretanto, el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos, manifestó que es facultad privativa de cada entidad financiera adoptar las medidas preventivas y  correctivas para evitar hechos como  los sucedidos en el Banco Unión.
Dijo que para la banca de intermediación financiera hay  riesgos inherentes a las actividades que desarrollan, entre ellos los  crediticios, de liquidez, de mercado;  por lo tanto,  las financieras deben tomar las medidas preventivas para mitigar los mismos.
 La Fiscalía precinta las oficinas del exgerente
El Ministerio Público precintó ayer  las oficinas de la empresa  Servicios de Auditoría Legal Tributaria  Contable (Saltcon SRL), debido a que se presume que en este negocio se lavaba parte del dinero sustraído por el exgerente de Operaciones del Banco Unión, agencia Batallas, Juan Pari Mamani.
“Esta empresa era una de las pantallas utilizadas por el individuo investigado para la legitimación de ganancias ilícitas”, informó ayer el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz,   Johnny Aguilera, según ANF.
Según la autoridad policial, si bien  la firma contable cumplía con todos los permisos y requisitos  desde el punto de vista documental,  desde la parte operativa  sólo tenía la intención de disimular una actividad lícita con la finalidad de lavar los fondos provenientes de un delito.
Detalló que la empresa está ubicada en la zona de Sopocachi, en la ciudad de La Paz.
Juan Pari Mamani, principal involucrado en el robo, informó en su acta de declaración (caso LPZ1711474), que desde el 15 de agosto pasado era  gerente general de la empresa Saltcon SRL.
 Aguilera detalló que se  está haciendo un trabajo de campo con la finalidad de colectar elementos de convicción y pruebas, que permitan sustentar la imputación contra el principal involucrado en el caso del desfalco millonario del Banco Unión.
 Precisó que el ambiente donde funcionaba la empresa pertenece a la Universidad Técnica de Oruro, por lo que se investigará también si algunas de sus oficinas están vinculada al caso.