En 2014 el pasaporte de Ortiz fue “marcado”, según medio de EEUU

La nota de prensa difundida hace tres años señala que el joven Nicolás Ortiz salió de Estados Unidos meses antes de presentarse a una audiencia judicial.

El pasaporte de Nicolás Ortiz, el hijo de la directora nacional de Migración buscado por  Interpol, fue “asegurado y marcado” en Estados Unidos según información brindada por la asistente del fiscal de distrito en Washington, Kristin Clingerman, a un medio local en diciembre de 2014.
“Las autoridades locales, temiendo que Ortiz pueda huir, tuvieron éxito en sus esfuerzos por asegurar su pasaporte, dijo Clingerman. (…) Ella dijo que el Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos fue notificado y el pasaporte de Ortiz  fue marcado”, señala una publicación atribuida al diario digital Observer Reporter, titulada: “Hombre acusado de violación en Peters Township escapa”.
El joven de 23 años es procesado en EEUU por una presunta violación a una mujer inconsciente en una fiesta a fines de 2013. Se esperaba que el 17 de octubre de 2014 se presentara a una audiencia ante un juez en Washington. Él no asistió y el juez emitió una orden de arresto.
Para entonces Ortiz ya estaba en Bolivia. Su madre y directora de Migración, Cosset Estenssoro, informó que él entró al país el 25 de junio de 2014. Ésto despertó duras críticas del senador opositor, Arturo Murillo, que calificó como encubrimiento el hecho de que el hijo de dicha autoridad entre a Bolivia cuando tenía cuentas pendientes con la justicia estadounidense.
Estenssoro resaltó que su hijo salió de EEUU y entró a Bolivia de forma legal. Según ella, nada le impedía hacer este viaje y en el mismo no evadió ningún control migratorio. Las fechas parecen apuntar en esa dirección, pues supuestamente recién se dispuso su arresto cuatro meses después de su salida, y otros dos meses después se informó que su pasaporte había sido “marcado”.
Estenssoro acotó que la embajada de EEUU sabe que Ortiz está en Bolivia y que sigue su proceso penal desde aquí. No obstante, en Interpol el joven figura como “requerido por la justicia estadounidense”. Tiene una “notificación roja” que en varios países   es sinónimo de detención y extradición, excepto en Bolivia.
Fuentes oficiales señalaron que existe un vacío legal por el que a la Policía boliviana se le dificulta detener y extraditar a un extranjero “marcado” por la Interpol, especialmente si el país que lo busca está fuera de la región. Sin embargo, esto es más viable  si las autoridades de dicho país activan la vía diplomática.
Piden detención
Pedido  El senador opositor Arturo Murillo pidió a la Policía boliviana detener a Ortiz en atención  a la notificación roja de la Interpol. Solicitó también al ministro de Gobierno, Carlos Romero, suspender a la directora de Migración, Cosset Estenssoro, y realizar una auditoría a su administración.
 Prensa  La nota publicada por un diario estadounidense en diciembre de 2014 señalaba: “Si Ortiz regresa a los Estados Unidos o viaja a otro país se lo arrestará y será extraditado”.
Cargos  De acuerdo a la página de Interpol, el joven tiene dos cargos: violación a víctima inconsciente y asalto sexual. Se lo acusa de aprovecharse de una joven en una fiesta de año nuevo en Peters Township.
Fuente: Pagina Siete